jueves, 1 de septiembre de 2005

LA TRENZA

La vi nacer, tenía 70 años escritos.
Todo sucedió a la altura de la letra oficial,
de las paredes sin dueño,
de la voz cansada del que clama justicia.
El pueblo ya estaba cuando ella llegó,
su padre dijo, ponga María,
María Quirós.
María creció y casó,
el esponso dijo
ponga señora de Don.
El tiempo fue aburrido borrascas.
Mientras María parió,
ponga Julio de Don Quirós.
Así la conocí
en un atril de artículos,
anónima en una muralla de números.
María se cansó de esperar
la cosecha, la tarde, a él.
Quite de Don
ponga Quirós.
Luego María murió,
las casas en el aire dejó.
Su hijo llegó,
escriba, escriba...
ahora son de Julio de Don hijo de la Quirós.
Así la conocí,
Tenía 70 años cuando nació y murió.

No hay comentarios.: